lunes, 11 de julio de 2016

¿Pasará la Iglesia por la Gran Tribulación?


Esta es una pregunta que se hacen los cristianos desde hace muchos siglos.

Siendo un joven de 16 años, antes de nacer de nuevo, luego de haber recibido en el colegio un Nuevo Testamento azul, por parte de los Gedeones Internacionales, empecé a leerlo por el final. Luego de leer tres veces Apocalipsis quede espantado y oré: "Dios, no permitas que pase por esto." A las pocas semanas un joven me habló de estas cosas y me mostró la salida.

Ese día recibí a Jesús, y aprendí que los creyentes no tendrías que pasar por la Gran Tribulación.

En Apocalipsis 3:10 dice: "Por cuanto has guardado la palabra de mi paciencia, yo también te guardaré de la hora de la prueba que ha de venir sobre el mundo entero, para probar a los que moran sobre la tierra."

Aquí Jesús está diciendo a la iglesia de Filadelfia, representando a los creyentes en Cristo, que ellos sería librados del tiempo de prueba que vendría sobre el mundo. 

Lo interesante es que dice que vendría sobre el mundo, el Nuevo Testamento hace una clara diferencia entre la iglesia y el mundo. 

En Juan 5:18-19 Jesús dijo estas palabras: "Si el mundo os aborrece, sabed que a mí me ha aborrecido antes que a vosotros. Si fuerais del mundo, el mundo amaría lo suyo; pero porque no sois del mundo, antes yo os elegí del mundo, por eso el mundo os aborrece."

Jesús hace aquí una separación entre el mundo y los creyentes. La iglesia no es del mundo por tanto la hora de prueba no es para nosotros.

Se que en la iglesia hay muchísimos creyentes que exaltan la vida de sufrimientos y penalidades; y el sufrimiento final será la Gran Tribulación donde tendrán que dar su vida por Cristo para alcanzar la salvación, pero aquí vemos que Jesús mismo nos dijo que seríamos librados de la hora de prueba que vendría al mundo.

¿Para quién es la prueba? Para el mundo.

En Apocalipsis 4:1 dice: "Después de esto miré, y he aquí una puerta abierta en el cielo; y la primera voz que oí, como de trompeta, hablando conmigo, dijo: Sube acá, y yo te mostraré las cosas que sucederán después de estas."

Esta es la última mención de la iglesia, representada en el Apóstol Juan, en Apocalipsis, hasta el capítulo 19, cuando Jesús regresa a la tierra. Es decir, todo el periodo de la Gran Tribulación la iglesia no se encuentra en la tierra.

¿Que pasó?

1 Tesalonicenses 4:13-18
13 Tampoco queremos, hermanos, que ignoréis acerca de los que duermen, para que no os entristezcáis como los otros que no tienen esperanza.
14 Porque si creemos que Jesús murió y resucitó, así también traerá Dios con Jesús a los que durmieron en él.
15 Por lo cual os decimos esto en palabra del Señor: que nosotros que vivimos, que habremos quedado hasta la venida del Señor, no precederemos a los que durmieron.
16 Porque el Señor mismo con voz de mando, con voz de arcángel, y con trompeta de Dios, descenderá del cielo; y los muertos en Cristo resucitarán primero.
17 Luego nosotros los que vivimos, los que hayamos quedado, seremos arrebatados juntamente con ellos en las nubes para recibir al Señor en el aire, y así estaremos siempre con el Señor.
18 Por tanto, alentaos los unos a los otros con estas palabras.

Aquí Pablo les esta dando una palabra de aliento a los creyentes de Tesalónica. Ellos no sabían exactamente que pasaría con los creyentes que habían muerto y Pablo aprovecha para hablarles de los tiempos finales.

La iglesia será arrebatada, no tendrá que pasar por la Gran Tribulación, será guardada de la hora de prueba que vendrá sobre el mundo.

En 1 Corintios 15 vemos que es lo que sucederá:

1 Corintios 15:51-53
51 He aquí, os digo un misterio: No todos dormiremos; pero todos seremos transformados,
52 en un momento, en un abrir y cerrar de ojos, a la final trompeta; porque se tocará la trompeta, y los muertos serán resucitados incorruptibles, y nosotros seremos transformados.
53 Porque es necesario que esto corruptible se vista de incorrupción, y esto mortal se vista de inmortalidad.

Llegará un tiempo en el futuro próximo en el que los creyentes tendremos una transformación, este cuerpo natural sera transformado en un cuerpo glorificado, la iglesia será arrebatada en con conjunto. Los muertos en Cristo serán resucitados con estos cuerpos incorruptibles primero, y luego lo que estemos vivos lo seremos. 

Ese será el gran momento del arrebatamiento de la iglesia, seremos tomados y sacados de este mundo para estar con el Señor por siempre, seremos libres de la Gran Tribulación.

Así que no teman hermanos, no pasaremos por la Gran Tribulación.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada